Inspiring poems by: Alonso de Molina, Ana Arias Saavedra, Lilian Viacava, Manuel Moya and José Gutiérrez-Román

Inspiring poems by: Alonso de Molina, Ana Arias Saavedra, Lilian Viacava, Manuel Moya and José Gutiérrez-Román

Hogueras de San Juan
Alonso de Molina

Celebramos con fuego la holgura de los días,
como un viajero viejo
que regresa al calor y a la noche que canta.

Las estrellas desnudas magnifican el cielo
ofreciendo promesas de doradas auroras.

No enmudecen las nubes los excitados sueños
de una hoguera que sangra, y en su rota oración
se abren las puertas del infierno y la gloria.

(Hurgando en sus cenizas
retornará la sangre
de la fruta preñada
al dolor de la piedra).

Levanta con arrojo el fulgor de la llama
y bendice con música al exacto gentío
que en las calles reclaman el calor de la lumbre,
la caricia en los labios, la justicia y la paz.

La hoguera hace rato se apagó.
Pero la brasa en mí
sigue prendiendo,
y también en ti.

 

Alado Amor
Ana Arias Saavedra

Queriendo olvidarlo yo recuerdo,
el regreso al punto de partida
dejando en tu pecho prendida,
la llama ardiente de mis besos.

Alada cual triste golondrina,
volaré dejándote mi estela,
llevándome nimbo de tu estrella,
barreras que el sino en mi destila.

Fundida en la amarga lejanía,
añorándote ensimismada,
lágrimas serán inveteradas,
reviviendo amor en ambrosía.

Ya nunca serás amor olvidado,
allí donde mi ser exista,
en trance rogaré que Dios asista,
a traerme tus brazos amados.

Amor insondable amado mío,

forjaste sin pretenderlo un día,
ahora por siempre alma de la mía,
por siempre hálito querido..

El eco me traerá consigo,
alegro de tu voz aterciopelada,
buscándote ansiosa mi mirada,
sola me hallaré ante el vacío.

 

Si Comprendieras
Lilian Viacava

Si comprendieras que el arco iris necesita los colores
y el jardín las rosas tulipanes y arreboles
el árbol sus frutos y sus ramas
como el lago sus peces y sus ranas…
Si comprendieras que la alegría precisa la tristeza
para resplandecer cuando la lágrima seca…
Si comprendieras que todo es importante
Y que la generosidad te hace más sincero.

Sin la diversidad no existe la belleza
y la belleza está en cada rincón que nos rodea.
Si comprendieras que compartir y alegrarte la Vida
de ti depende la felicidad que no termina.
La vida es bella de ti depende como miras…

Si comprendieras que derramar dulzura
y no la hiel es la ventura
todo sería mas grato a tus labios
y al corazón que solo alberga
lo bello de la vida
porque Dios nos dio la Libertad
de elegir las semillas…

 

Autorretratos
Manuel Moya (1960-)

Este soy,
quien ahora se empena en habitarme,
quien inutilmente me abraza desde el sueño
por calles que dan a mi propia geología,
donde todo finge y todo arde,
tan convicto de mi como yo mismo.
Y es esa mano que me sigue
como un muerto a todas partes,
que a mi lado lucha, que a mi través camina
sin plazos ni objeciones,
sin sumas, sin sombra y sin respuestas,
arrebatada de otro cuerpo, de otra herida,
de otra forma.

Este soy, tan cerca de ese otro
que transcribo con heridas,
que palpo alia en Io oscuro,
como una carne tan dentro y dentro de la mía.
Idéntica piel la que nos goza,
idéntica piel la que nos sufre
nos narra y nos derriba,
tan quietos, tan fundidos,
que basta una sola voz para alejarnos.

Este soy, testigo inseparable
de ese otro que coincide conmigo en la vigília,
que me obliga a dudar de eso que afirmo,
ungidos ambos por sombras similares.
El uno vela cuando el otro acecha y desconfía,
mientras el uno me huye el otro me persigue,
y ya no sé de cierto
si perseguidor o perseguido soy
y no sé quién arroja un pie sobre otro pie,
un labio sobre el otro y ambos sobre quién.

 

Consideraciones
José Gutiérrez Román (1977-)

Contra nosotros mismos los agravios
que cometimos.
La arrogancia que vistió nuestros actos
nos es devuelta en desamor, angustia, tormento.
Nada que nos diga que alguna vez
tuvimos los mapas del tesoro.

Quien nos enseñó a vivir
también nos presentó a la muerte.
Quien nos rescató del olvido
hizo de nosotros un fantasma a su antojo.
Nada tenemos que reprocharnos.

No fuimos ni mejores ni peores:
acaso desleales e ingratos
con quien nos dio su amor,
tal vez generosos con quien jamás nos quiso.